Imagínate vivir en Siberia y que te pille con una casa con un aislamiento mal trabajado, sin calefacción y con el armario lleno de ropa de verano. Sería absurdo y un completo desastre ¿verdad?

Entonces, ¿por qué debes conformarte con una marca que no se ajusta a lo que necesitas?

Tras esta introducción, espero haber podido meterte en el tema de una forma muy sencilla, porque en este artículo vamos a hablar sobre eso: detectar necesidades y aplicar soluciones funcionales y efectivas.

Agárrate pues a la silla, sillón, sofá o cama majestuosa del Olimpo y acomódate para tomar nota, que vamos a profundizar en la estrategia de Branding y todas las ventajas que te estás perdiendo si aún no la has trabajado en tu negocio 😉


DEFINICIÓN DE LAS BASES

Si aún no tienes muy claro qué significa Branding, te recomiendo que le eches un ojo al artículo donde tratamos el tema para abarcarlo en mayor profundidad, pero de momento, voy a resumírtelo un poco para entrar en tema y que tengas claros los conceptos de los que vamos a tratar.

Definición de Branding

Branding es el proceso mediante el cual una misma estrategia de comunicación aglutina todos los campos de actuación de una marca para expresar tanto de forma interna (a sus trabajadores) como de forma externa (a su público objetivo) los valores de la marca y posicionarse en unos atributos concretos con respecto a la competencia del sector.

En un esquema de este anterior artículo, te explicaba en qué consistía y sobre qué elementos giraba todo lo que denominamos marca y por qué no debe confundirse con el logotipo ni con la identidad corporativa. Pero ahora vamos a ir un poco más allá y entender todas estas diferencias, desde la perspectiva del diseño y la comunicación visual.

Un plan de Branding permite definir una estrategia acorde a unas necesidades, sobre la que se sustenten el resto de elementos de la marca, entre ellos, la identidad y el propio logotipo, que es lo que normalmente suele confundirse con el elemento principal de una marca.

Estos elementos, deben de estar en una alineación y equilibrio perfectos, para que todo funcione y nada se descompense. Eso es lo que nos proporciona la estrategia de Branding, los límites para ese equilibrio.


ESTRATEGIA DE MARCA

¿Pero qué es en sí la estrategia?

La estrategia, como su nombre indica la propia definición de la RAE:

En un proceso regulable, conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento.

5 partes del plan de Branding

En esto consiste exactamente la estrategia de Branding, ser un proceso para llegar a un fin concreto, dar respuestas concretas, articular reglas. En comunicación corporativa, la estrategia de Branding debe de cumplir los siguientes objetivos:

  1. Definir la idea de negocio, con sus fortalezas, debilidades, misión, visión, valores, etc.
  2. Analizar el público objetivo al que se pretende llegar con nuestros productos o servicios.
  3. Generar una marca acorde a los puntos 1 y 2.
  4. Conquistar unos atributos de posicionamiento concretos.
  5. Normalizar en recursos funcionales todo el conjunto de reglas que permitan seguir ejecutando actividades de marketing y conquistando objetivos consecutivos.

Estos serían 5 puntos donde definir de forma concisa la funcionalidad de la estrategia de Branding. Esta es una interpretación propia que considero que se ajusta a las necesidades de los emprendedores online con los que trabajo. Como ves, la marca es solo uno de los puntos, y no precisamente el primero de ellos.

Otros teóricos como Joan Costa, en su libro Los 5 pilares del Branding, interpretan otros pilares diferentes: alma de la marca, pulso de la marca, la voz de la marca, la fortaleza de la marca y el rostro de la marca. Que equivalen básicamente a:

  1. Concepto de la empresa y su marca (alma).
  2. Análisis estratégico, toma de contacto con el público y el mundo real (pulso).
  3. Naming, nombre verbal (voz)
  4. Registro y protección de la marca, su activo como capital de la empresa (fortaleza).
  5. Diseño (rostro).

DEFINICIÓN DE OBJETIVOS

Como ves, ya sea en mi propia interpretación como en la de otros teóricos de renombre, el Branding no es 2+2, siempre hay nuevos elementos que tener en cuenta, va cambiando al ritmo de la sociedad y las novedades de la comunicación y depende mucho del tipo de perfil y de empresa.

Lo que sí es común a cualquier plan de Branding, es el análisis y la definición de unos objetivos, y es de eso de lo que vamos a tratar en este artículo y para lo que te va a ayudar mi nuevo recurso gratuito. Definir los objetivos de tu negocio para plantear la estrategia de tu identidad.

Objetivos del plan de Branding

Como hemos comentado algunas veces en artículos anteriores, tanto a la hora de generar tu marca como de mantenerla en el tiempo, debes tener claro que no comunicas para ti, sino para terceras personas. Ya sea para empleados en comunicaciones internas, como los clientes potenciales en comunicaciones externas, hay que tener presente que la marca se dirige hacía su interlocutor, su público objetivo.

Para conseguir esto, ¿cuales son los objetivos que hay que definir en un plan de Branding?

  1. La empresa / el negocio
    2. Los antecedentes, la historia de por qué nos encontramos en una fase de lanzamiento, rebranding, etc.
    3. Los principios: misión, visión, valores, etc.
    4. Análisis DAFO: Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades.
    5. Personalidad de marca
    6. Público objetivo
    7. Identidad
    8. Competencia
    9. Referentes
    10. Tono/discurso
    11. Objetivos de marketing

Estos son los esenciales, pueden variar según el tipo de negocio. Para emprendedores online, creo que es lo básico y esencial para comprender el contexto y el objetivo que vamos a tratar en el diseño y la comunicación de una marca.

Ahora bien ¿y cómo se genera en base a todo esto una estrategia?


ESTRATEGIA APLICADA AL BRANDING

Según el punto en el que nos encontremos con nuestro negocio, necesitaremos una estrategia de diferente naturaleza:

  • De posicionamiento, si se busca cambiar la imagen actual que ya se tiene.
  • De lanzamiento, si la marca es nueva y queremos presentarla al público objetivo y al sector.
  • De Rebranding o solución de problemas, si la marca ha resultado dañada por algún acontecimiento y hay que volver a generar confianza y potenciar sus valores.

Estrategias hay, como negocios en el mundo. No obstante, como esto es Brandéame y el objetivo es ayudarte a ti, emprendedor online que estás cogiendo las riendas de tu vida y de tu propio negocio, vamos a centrarnos en la estrategia de lanzamiento de tu marca.

Branding desde 0 para nuevo lanzamiento

Según el tipo de negocio que nos estemos planteando y la definición del público objetivo del negocio, las actuaciones que llevar a cabo en el plan de Branding son una consecuencia de un análisis en profundidad.

Plan de Branding en 10 Pasos
  1. En primer lugar, nos analizamos: quienes somos, donde estamos, cómo hemos llegado aquí, qué estamos haciendo y qué queremos hacer.

    2. Analizamos a otros, concretamente el sector, la competencia y los referentes, para ver qué actividad hay, tomar contacto con el nivel de interacción entre usuarios y marcas, etc.

    3. Analizamos el modelo de nuestro negocio, las actividades que llevaremos a cabo, los servicios, productos, etc., extrayendo así las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

    4. Ahora, debemos analizar el público objetivo de nuestro negocio, el cual será único e inigualable a cualquier otro tipo de marca o negocio de nuestro sector, ya que aquí los límites los establecemos nosotros. ¡Tienes derecho a elegir que lleguen a ti los clientes que necesitas!

    5. La suma de todos los puntos anteriores, nos ayudará a definir la personalidad de nuestra marca, la cual condicionará el tono, el discurso, el trato, la apariencia, la filosofía y el espíritu de nuestra marca.

    6. Con toda esta información, podemos construir el concepto clave, el mensaje que queremos transmitir, la ventaja competitiva con la que queremos posicionarnos en el sector y la propuesta de valor con la que queremos que el público objetivo nos elija.¿Te diriges a familias con niños pequeños? Quizá tu personalidad, imagen de marca y actitud deba de estar enfocada a los más pequeños, aunque sean los padres los consumidores objetivos (los que llegarán y pagarán por tus productos o servicios).

    ¿Vendes joyas exclusivas para personas con un alto poder adquisitivo? Cualquier identidad basada en lo recargado, colores chillones y tonos entusiastas sería entonces un completo desastre.A la hora de construir el concepto, debemos tener presente una relación de concordancia entre lo que es la realidad (negocio, sector y público objetivo) y lo que debe mostrarse (tono, identidad visual, marca).7. El siguiente paso (y como ves, es una consecuencia de todo lo anterior) es diseñar la identidad visual de nuestra marca: logotipo, sistema cromático, tipográfico, gráfico, fotográfico, etc.

    8. Normalizar, planificar, estructurar y poner en práctica. Al final, consiste en generar un sistema de delimitaciones que permitan hacer uso e integrar la marca en nuestro negocio para poder comunicar y conseguir un sistema identificativo con una larga vida útil. Aquí es donde entra en juego el asesoramiento, el aprendizaje, la implementación de toda la marca en lo más interno del negocio, la generación de un manual de uso de marca, la buena ejecución de actividades comunicativas acordes a los valores de la marca, la identidad visual, el tono y el discurso, etc.

    9. Generar actividades o material donde poner en práctica la estrategia: promociones, presentaciones, lanzamiento de una web, de un ebook, material de merchandising, campañas de email marketing, contenidos para un blog especializado, etc.

    10. Controlar, escuchar, solucionar y continuar. Los buenos objetivos nunca se cumplen a corto plazo, el posicionamiento, el reconocimiento, la identificación de la propuesta de valor y los clientes son una consecuencia de la paciencia, la constancia, el buen hacer y el estar alerta para solucionar cualquier problema.

 

¿Qué estrategia seguir pues?

Como ves, las respuestas a esto solo las puede dar las conclusiones de un análisis, donde toma gran protagonismo el público objetivo además de nuestro modelo de negocio. Como te comenté anteriormente, esto no es una ciencia exacta, sino un resultado de investigación, análisis, conclusiones, planificación y una buena ejecución.


WORKBOOK GRATUITO PARA DEFINIR TU ESTRATEGIA DE IDENTIDAD

¡Pero no te agobies! Porque te traigo un nuevo recurso gratuito que te va a ayudar a definir todos estos condicionantes para poder definir la identidad de tu marca.

Si estás dudando entre diferentes profesionales del diseño y las ofertas de servicios para generar tu marca y trabajar tu plan de Branding, a la hora de comenzar el proceso, te toparás con que el profesional en cuestión te solicite un nivel de información con el que tu no contabas y se te vuelvan los ojos para atrás. Simplemente porque no sabías que trabajar tu marca implicaba todo este nivel de conocimiento. Es una tarea que el diseñador gráfico no puede hacer por ti, porque solo tú conoces tu modelo de negocio, tu público objetivo, tu sector, etc.

Por ello, si estás en esa fase en la que le estás dando vueltas al asunto y no lo ves nada claro, te propongo que puedas ir de “avanzadilla”, es decir, que tengas definidos todos estos condicionantes de antemano, de forma que puedas decidir mucho mejor qué tipo de plan de Branding necesitas y qué profesional del sector de la comunicación visual puede proporcionártelo.

Recuperando el esquema anterior:

 

Tu ya sabes que no necesitas un logotipo, ni la identidad corporativa pelá y mondá. Necesitas trabajar tu marca desde los cimientos hasta el tejado, porque buscas realizar una inversión rentable, funcional y que cumpla unos objetivos concretos.

Por eso mismo, he generado un cuaderno de trabajo, el cual consiste en un formulario autorrellenable (el cual podrás rellenar directamente en PDF o imprimirlo y rellenarlo a mano, cómodamente). A lo largo de todas estas cuestiones, tendrás recursos de ayuda e indicaciones, para ayudarte a pensar y analizar todos estos aspectos vitales para tu negocio.

El objetivo es que tengas una herramienta que te ayude a pensar, analizar lo que necesitas tanto tu, como tu negocio online y ayudarte a tomar decisiones, para que tengas mucho más claros los objetivos que debe cumplir tu marca, de cara a la definición de tu plan de Branding y la estructuración de la estrategia a seguir.

Es totalmente gratuito. No, no se me ha ido la cabeza, simplemente creo que debo ser consecuente con mi propia filosofía de trabajo y considero que cuanta más información tienes, mejor decides lo que necesitas.

Dedícate tiempo, tu negocio merece pararse a pensar, tomarse las cosas con calma y comparar opciones para dar con la mejor opción. No te gastes las pelas en un logo y una papelería si a corto plazo, vas a volver al mismo punto y a necesitar genera toda tu marca.

Estrategia, esa es la palabra clave. Sé estratégico/a en tus pasos, piensa a largo plazo, trabaja desde los cimientos y deja lo de pintar la fachada para el final.

¿Lo tienes claro? ¿Vas a dedicarle a tu negocio el análisis que necesita?

Si la respuesta es sí, este es tu workbook para definir la estrategia de identidad de tu marca 🙂

¡LO QUIERO!

 


¡Hasta aquí el artículo!

Como ves, la comunicación es algo más grande que lo únicamente visual y de ello depende el éxito de nuestra marca, y en consecuencia, de nuestro negocio. Así que, es hora de prestar atención a tu Branding y preguntarte, ¿estoy siguiendo una estrategia?

Por otro lado, me gustaría conocer tu opinión: ¿Qué te parece este nuevo recurso gratuito? ¿Lo ves útil?

Ya sabes que si tienes cualquier consulta, estaré encantada de resolverla.

¡Te espero en los comentarios! 🙂

 

Comentarios